En Tlajomulco destruyen maquinas tragamonedas

35 máquinas tragamonedas fueron destruidas posterior a ser confiscadas por la Dirección General de Inspección, Vigilancia y Responsabilidad Civil del Gobierno de Tlajomulco, porque la instalación de estas máquinas se prohíbe en el Reglamento para el funcionamiento de giros comerciales e industriales y de prestación de servicios.

Salvador Zamora Zamora, presidente municipal de Tlajomulco, participó en la destrucción de las máquinas. El alcalde hizo un llamado para que no se permita que las niñas, niños y jóvenes utilicen este tipo de juegos porque pueden generar padecimientos como la ludopatía o adicción al juego.

“Yo hago un llamado a nuestra sociedad, a las personas que sobre todo tienen establecimientos donde son de fácil acceso para la niñas y niños de Tlajomulco, pues que eviten contratar estos servicios que son ilegales y que entiendan que están fuera de la ley, que si nosotros encontramos este tipo de máquinas las vamos a decomisar y las vamos a destruir”.

Oscar Eduardo Zaragoza Cerón, director general de Inspección y Vigilancia y Responsabilidad Civil, explicó que durante el transcurso del año se han realizado seis operativos en los que se decomisaron las 35 máquinas.

“Se atendieron 59 reportes de la ciudadanía a través de nuestras plataformas. Debemos recordar que esta actividad se encuentra prohibida por el municipio y lo contempla la Ley Federal de Juegos y Sorteos, así como nuestro Reglamento de Giros Comerciales, Industriales y de Prestaciones de Servicios”.

En la destrucción participan diferentes áreas del municipio: La Sindicatura a través del área de Inspección y Vigilancia que se encarga de los operativos. La Contraloría da fe de que la  destrucción sea transparente y dentro de los lineamientos jurídicos. La Tesorería recaba el dinero que se extrae de las máquinas y emite un comprobante.

Por su parte, Aseo Público se encarga de recoger los desechos de las máquinas y Ecología se encarga de recoger las tarjetas electrónicas de las máquinas para darles un fin dentro de las normas.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.