La otra pandemia

CAVILANDO ANDO

Alfonso García Sevilla

Y que es aún más mortífera que el Covid, pero que ha pasado a segundo término debido a que no es un problema que se haya politizado, ni de talla mundial, es esta la pandemia que ningún ámbito de gobierno le ha entrado con determinación y que cada día se torna más virulenta: la inseguridad pública.

En lo que va del 2021 se han registrado alrededor de 4 mil asesinatos en el país, siendo seis estados los que concentran la mitad: Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Estado de México, Baja California y Zacatecas.

Hoy amanecemos con la noticia de que en Veracruz La exalcaldesa y exdiputada local priista, Gladys Merlín Castro y su hija de 27 años, Carla Enríquez Merlín, quien se dice buscaba ser candidata a la alcaldía por Morena, fueron asesinadas en el interior de su domicilio.

Hay que recordar que en el proceso electoral de 2018 el más violento en la historia reciente de México, 152 políticos fueron asesinados, de los cuales 48 eran precandidatos y candidatos a puestos de elección popular.

De acuerdo con el Séptimo Informe de Violencia Política en México 2018 de la consultoría Etellekt, que dirige Rubén Salazar, del 8 de septiembre de 2017, cuando inició el proceso electoral, al día de los comicios del 1 de julio de 2018, se registraron 774 agresiones contra políticos. ¿Se repetirá la historia ante las omisiones de las actuales autoridades?

Nadie escapa a la ola de violencia que vivimos a pesar de las pocas restricciones que se imponen al tránsito y cierre de negocios a horas tempranas. Es este el terror que ha cobrado vidas de empresarios, del exgobernador jalisciense Aristóteles Sandoval y de muchos mexicanos.

La impunidad con la que se saben cómplices hace que ya, a plena luz del día y en lugares concurridos de zonas exclusivas, comandos de sicarios actúen para ajustar cuentas y hacer de las calles de la ciudad una arena tipo viejo Oeste.

A pesar de estos hechos lamentables y de las cifras de escándalo, pareciera que el Covid ha caído “como anillo al dedo” para que los ámbitos de gobierno sigan instalados en la guerra de palabras, cifras y culpas entre sí y se desentiendan de una crisis que está matando más mexicanos que la suma de las enfermedades que nos azotan. “abrazos, no balazos” pues…

Politólogo, Profesor universitario y Maestro en Ética

@aagsevilla

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.