La negligencia también mata

PERSPECTIVA21/Verónica Juárez Piña

A pesar de la crisis sanitaria por el Covid-19 por la que atraviesa el país, de los decesos, contagios y secuelas que ha dejado en miles de personas, de las carencias que enfrenta el sistema público de salud, de la falta de equipo para el personal médico en la primera línea de pandemia, de la escases de medicamentos; de personas que han muerto por otros padecimientos ante la incapacidad de atenderlos; la Secretaría de Salud subejercicio 12 mil millones de pesos aprobados para el sector el año pasado.

Sin duda, esta es una negligencia que se convirtió en un factor que aumentó el número de decesos durante la pandemia por el Coronavirus y de otros padecimientos –tan sólo desde que inició este gobierno, debido a los recortes por “austeridad” y subejercicios como el del sector salud, han muerto 120 niñas y niños con cáncer por desabasto de medicamentos y falta de atención en hospitales públicos- y cuya responsabilidad debe ser asumida por la Secretaría de Salud y el Gobierno Federal.

Es por ello que el Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados llamó a comparecer al Secretario de Salud, Jorge Alcocer, y al Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell; con la finalidad de explicar ante la Comisión Permanente por qué, en plena crisis de salud por la pandemia de Covid-19, la Secretaría de Salud presenta un subejercicio de 12 mil millones de pesos de enero a noviembre de 2020, respecto a lo aprobado.

En los primeros 11 meses de 2020, de acuerdo con cifras oficiales, el ramo de Salud sólo ejerció 108 mil millones de pesos cuando lo programado en el presupuesto fueron 120 mil millones de pesos.

Resulta sumamente preocupante que a estas alturas de 2021, y ya iniciado el proceso de vacunación, no se han frenado los contagios por Covid-19, ni siquiera

con la aplicación del semáforo rojo en diversos estados, ni tampoco se consiguió el distanciamiento social que frenara la epidemia.

Las acciones del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador contra la pandemia han resultado fallidas y lamentables por sus trágicas y dolorosas consecuencias hacia las familias mexicanas.

Ya es hora de que el Presidente de la República deje de crear cortinas de humo para tratar de evadir la realidad de los estragos de la pandemia y sensibilizarse frente al dolor y sufrimiento de miles y miles de mexicanas y mexicanos, lo que ha colocado al país en la cima del índice de letalidad, con 8.8%.

Al 12 de enero, en México ya se habían confirmado un millón 556 mil 028 casos totales de Covid-19, 135 mil 682 muertes y se alcanzaron 14 mil 395 contagios en las últimas 24 horas, lo que mantiene las altas cifras de las últimas dos semanas.

En el país ya escasean incluso los ataúdes, las ambulancias, las funerarias y los cementerios están colapsados, la producción de oxígeno es insuficiente y caro, enfermos mueren mientras hacen largas filas en espera de una dotación; y en los hospitales esperan que muera un paciente de Covid-19 para poder hacer espacio a otros.

¿Qué es lo que espera AMLO para aceptar que se equivocó al minimizar la pandemia y priorizar miles de millones de recursos públicos en sus proyectos inviables, innecesarios o superfluos -como la renovación del estadio de beisbol de su hermano Pío-, en lugar de preparar el sector salud para enfrentar con mejores posibilidades a la crisis sanitaria, de la que todas y todos le alertaban?

Debe corregir urgentemente

Diputada federal del GPPRD en el Congreso de la Unión

@juarezvero

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.