En justicia, Jalisco ‘a la cola’

PUNTO CRÍTICO/Gabriel Torres Espinoza

La pandemia del coronavirus evidenció, entre tantas cosas, la estructura arcaica de los poderes judiciales locales en las entidades federativas.

El Poder Judicial del Estado de Jalisco no fue la excepción: acredita una administración e impartición de justicia con procesos decimonónicos, atada a viejos atavismos, no sólo en sus nocivas prácticas, sino en la evidente renuencia a implementar nuevas tecnologías en sus etapas procesales.

Vale la pena destacar que lo que se denomina como ‘justicia digital’, no solo permite acelerar los trámites, procesos y acuerdos del Poder Judicial, sino que afianza el derecho humano a recibir justicia de manera expedita, pronta, completa e imparcial (CPEUM: art. 17).

De acuerdo con Transparencia Mexicana -TM- (12/Ago/2020), tan sólo nueve estados de la República permiten, en sus órganos jurisdiccionales, el seguimiento completo de sus casos a través del ‘juicio en línea’: Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Estado de México, Guerrero, Nuevo León, Puebla, Tamaulipas y Veracruz.

Nuestra entidad, no se encuentra en esta lista vanguardista. Entre los mecanismos digitales de acceso a la justicia, TM identificó ocho: recepción y trámite de demandas; recepción de promociones no iniciales; consulta de acuerdos; notificación; celebración de audiencias; tribunal electrónico; firma digital para servicios en línea; y publicidad de audiencias penales en tiempo real.

Nuestro estado tan solo acredita tener dos [recepción y trámite de demandas; y consulta de acuerdos].

De forma que Jalisco es una de las 12 entidades federativas que registra dos o menos de estos mecanismos de los ochos de este indicador [como Michoacán, Chiapas, Zacatecas, etc.].

Asimismo, TM (17/Jun/20), detectó que Jalisco NO permite la presentación de demandas o solicitudes en línea; que el juicio se pueda llevar en línea; audiencias en línea; ni la publicidad digital de audiencias penales, frente a otros estados que sí lo han hecho, para pasar a ser una de las ocho entidades con absoluto rezago en estos indicadores.

En octubre pasado, México Evalúa publicó el estudio ‘Guía de buenas prácticas en el uso de nuevas tecnologías para la impartición de justicia’, citando ejemplos exitosos detectados en el concierto internacional y de México. Jalisco, no aparece una sola vez mencionado en todo el texto, con relación a los tres “grandes bloques del proceso judicial”:

I. ‘Activación de la justicia’ [Oficialía de Partes Virtual, p. ej.]; II. ‘Procesamiento de los conflictos’ [gestión automatizada de expedientes, p. ej.]; y III. ‘Formulación y ejecución de las sentencias’ [juzgados o juicios en línea, p. ej.].

Desde luego, lejos estamos de los inverosímiles avances suscitados de la ‘justicia digital’ observados en otras latitudes.

Por ejemplo, en 2019, la ciudad de Beijing (China), presentó el ‘Tribunal de Internet’, en donde las partes suben a una plataforma el motivo de controversia y un ‘juez robot’, que opera con Inteligencia Artificial, hace el resto: analiza la materia, contrasta pruebas y alegatos, busca jurisprudencia para, finalmente, dictar una sentencia.

Eso sí, aquí los magistrados y consejeros de la judicatura ganan más que el mismo Presidente, en cambio, sostienen en el atraso a Jalisco en justicia digital.

Director Gral. de la Operadora SURTyC de la U de G

@Gabriel_TorresE

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.