Otros ojos

CAVILANDO ANDO/A Alfonso García Sevilla

A nuestro presidente no le gusta la prensa. Es más, creo que en el mundo existen pocos políticos que realmente valoren, respeten y promuevan la actividad periodística como lo que es: un derecho humano que permite al habitante comprender su entorno, educarse, tener la información suficiente para la toma de decisiones y ser partícipe de las actividades públicas; en otras palabras, ser el ciudadano que la ilustración planteaba para que las democracias puedan funcionar: ser críticos y seculares.


AMLO hoy no es solo objeto de críticas de los medios locales por las decisiones que ha tomado en su gobierno, el Financial Times, medio británico calificó a nuestro presidente como el nuevo líder autoritario de América Latina, debido a la declaración de constitucionalidad de la consulta para juzgar a los ex presidentes, señala el diario que “hasta la SCJN ha cedido a la voluntad”.

Además de considerar que López Obrador es intolerante, que los resultados positivos en México desde que llegó al poder son escasos “salvo una modesta reforma de las pensiones” y recomendó cambiar de rumbo rotundamente, o aseguran que podría regresar a México al “pasado oscuro y represivo” que la población busca dejar atrás.

“Cuando un Presidente exige ‘lealtad ciega’ de los funcionarios, deberían sonar las alarmas. Cuando pide el voto popular para enjuiciar a sus predecesores, lanza una andanada contra el organismo electoral independiente y avergüenza públicamente a quienes lo critican, hay buenas razones para sentir miedo”, abunda en la editorial.

Hay que recordar que, en mayo pasado, nuestro presidente tuvo un desencuentro con The New York Times respecto al manejo de la pandemia del Coronavirus.

Andrés Manuel sigue los usos y costumbres de la política mexicana, no se le ve la intención de erradicar el presidencialismo y establecer un México donde la división de poderes sea real para evitar abusos de poder, lo que sustenta en la popularidad alta que conserva entre el electorado a pesar de que el día a día nos sigue reflejando una administración con pocos resultados en materias torales como educación, salud, seguridad y economía.

Vamos, no se ve por donde en los cuatro años que le restan se pueda vislumbrar cómo va a lograr la prometida y cacareada “Cuarta Transformación”.

Politólogo, Profesor Universitario y miembro del Claustro académico del ITEI

@aagsevilla

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.