La ciudad bolardo

ESCAMOCHA/José Díaz Betancourt

Llamados pomposamente “mobiliario urbano” los bolardos volvieron a Guadalajara con fuerza, ya habíamos sufrido de una epidemia así, pero como ahora están de moda los rebrotes o la nueva oleada del mal, con la inauguración de la L4 del Tren Eléctrico Urbano de Guadalajara pues la Zona Metropolitana de Guadalajara se volvió a contaminar de estos postes que han representado una boyante industria, pues muchos de los innumerables modelos de estos artefactos citadinos se fabrican aquí, ahora sí que: De Guadalajara para el mundo.

Por el momento, con esta nueva época de contagios llamada bolarditis y parafraseando al poeta tapatío, Jorge Orendaín, pasamos de ser una feliz ciudad de arbolados a una de bolardos, tendencia que no tiene fin, que acomoda a urbanistas sin imaginación a resolver todo tipo de divisiones y “ornamentos” así como aplicaciones presupuestales convenientes.

De esta forma, reaparecen en plazas, ciclopistas, plazoletas, corredores y otros espacios aledaños a la nueva línea del tren, no se diga en el Paseo Alcalde, bueno ya hasta en ciudades como Tepatitlán, mandaron decir que no aguantan esa modita.

Solamente te aconsejo que cuando pases a deber un bolardo porque se te atraviesa después de unos tragos o un descuido, te apliquen el costo real y no el que pagaron a los proveedores, estarás ante un gran problema, es previsible que tu seguro no te quiera cubrir ese enorme daño patrimonial de las ciudades modernas.

PILÓN

Solo el tiempo dirá como se puede optimizar la desocupación del penal federal de alta seguridad de Puente Grande, de triste memoria y escenario de horribles historias.

No suena mal que pueda coadyuvar a aliviar el hacinamiento del reclusorio vecino, pero con imaginación y mejor voluntad se puede transformar ese espacio en un bien colectivo, al fin y al cabo forma parte de la zona Metropolitana.

Periodista, docente y coordinador de diplomados en periodismo en la Universidad de Guadalajara y el ITESO

@pepediazjose

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.