«

»

Oct 29 2019

El corrupto fútbol mexicano

CON CHANFLE/Raúl de la Cruz

La mentada Liga MX ha tenido unas últimas semanas convulsivas con hechos que le han dado la vuelta al mundo.

La falta de pagos en Veracruz y la pelea campal protagonizada en el Estadio Alfonso Lastras son un buen ejemplo; sin embargo, la noticia más reciente es el escándalo de corrupción de Gustavo Matosas, hasta hace unos días director técnico del Atlético San Luis, misma que seguirá dando de qué hablar por mucho tiempo.

Matosas y su agente -Fernando Pavón- fueron acusados de recibir una parte de la transferencia de Matías Britos a León en 2012. A partir de ese momento se desencadenó un efecto dominó que terminó con el despedido de Gustavo del Atlético San Luis (aunque la institución solo alegó cuestiones deportivas) y con más noticias al paso de los días, como las que ahora involucran al Atlas y Querétaro en los manejos dudosos del entrenador y su representante Pavón.

Al respecto el amigo periodista Amir Ibrahim dio detalles de que los negocios entre Matosas y Pavón llegaron hasta los Rojinegros, con el jugador de Cristian Tabó. “También dirigió al Atlas y quiero hacer una puntuación, dice Pavón que nunca vendió un jugador a los rojinegros en la época de Matosas. Tengo el contrato de Cristian Tabó, que fue firmado el 27 de junio de 2015 con el Atlas y el 19 de junio de 2015 firmó un contrato con Fernando Pavón”, señaló.

Además, Ibrahim también habló de que este modus operandi entre el DT y Pavón llegó a Arabia Saudita, cuando el uruguayo dirigió allá.

En este caso, el jugador contratado fue Nicolás Milesi y su representante era Fernando.

Aunque ahí no termina el asunto, pues el ex dueño de los Gallos del Querétaro, Zlatko Petricevic, apuntó que decidió correr del equipo al uruguayo por la misma situación. “Medio mundo me quiso comer cuando lo despedí de Querétaro, hasta me dijeron que estaba loco. No podía llegar con ustedes y decir que corrí a Matosas porque me estaba comprando jugadores, porque estaba haciendo negocios con Toño Rico (ex directivo).

Subía los precios de jugadores, vendía jugadores que valían 300 mil dólares a tres millones de dólares”, reveló el portal mediotiempo.com.

Sin embargo hay que ser ilusos para pensar que se trata de un solo caso. Por supuesto que no.

En la red de corrupción se encuentran involucrados, jugadores, entrenadores, directivos y hasta comunicadores.

Para que se hacen pendejos y se curan en salud con los sueldos que se pagan en la actualidad a un “periodista” no le alcanza para un carro del año. ¿De dónde?

Analista deportivo

@rulasdelacruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>