«

»

Ago 13 2019

Los padres de familia son los héroes

CON CHANFLE/Raúl de la Cruz

La participación de México en los Panamericanos de Lima Perú, fue un “éxito” porque impuso nueva marca de preseas en territorio ajeno.

Por supuesto que una gran mayoría de dirigentes deportivos se iban a colgar logros y medallas.

Lo hizo Ana Guevara en la mañanera del lunes pasado. Tiro que le salió por la culata porque de inmediato algunos deportistas le respondieron en la redes sociales con justificada razón.

Pecó de ingenua porque ningún deportista se forma a los seis o siete meses antes ni con todos los apoyos del mundo.

De la misma forma en nuestro estado los actuales directivos salieron a “presumir” los éxitos de los deportistas jaliscienses en la justa de marras.

Incluso hasta el oportunista gobernador presumió a su “pariente”, Paola Moran Errejon, medallista de plata en los 400 metros.

Es cierto, el estado de Jalisco fue base de la delegación mexicana en los juegos, por consecuencia era una obligación traer la mayor cantidad de preseas.

Los jaliscienses llegaron cargados de metales con “37 preseas, de las cuales nueve fueron de oro, 13 de plata y 15 de bronce.

Jalisco superó lo hecho cuatro años atrás, cuando se realizaron los juegos en Toronto 2015 y apenas se lograron tres oros del total de 22.

El personal del CODE se adornó al señalar que el 24.3 por ciento del total de oros obtenidos por México, 36% de platas y 23.8% de bronces representara que casi 37 por ciento de las medallas totales de nuestro país tuvieran influencia jalisciense, con lo que se alcanzó el tercer lugar del medallero.

Sin embargo, y pesar de los “buenos” resultados todavía falta mucho para la excelencia.

Que no se equivoquen Jalisco viene siendo pauta en materia deportiva desde hace 15 o 20 años, sobre todo, en deportes individuales.

Aquí destaco a la misma Paola Morán, Nuria Diosdado, Jessica Salazar, un caso bastante especial, entre otras.

Empero tanto las autoridades nacionales como estatales se olvidaron que el principal motor motivacional, social y económico de los deportistas son los padres de familia.

Son quienes se encargan de sufragar los costosos gastos que generan la preparación y la participación en la mayoría de las competencias. Las miserables becas que les otorgan les sirven poco.

Mención aparte merecen las federaciones plagadas de sinvergüenzas corruptos que sólo ven para sus intereses personales.

Si no, que le pregunten a Jessica Salazar, que no tuvo el apoyo de su federación para asistir a un mundial, pero cuando fue se encontró con el presidente y su esposa hospedados en hotel de lujo con todos los gastos pagados.

Periodista deportivo

@rulasdelacruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>