«

»

May 14 2019

Retornemos a las causas

PERSPECTIVA21/Verónica Juárez Piña

Las y los perredistas sabemos el momento que vivimos. No existe partido político en México que haya sido más diagnosticado que el nuestro.

Hemos sido autocríticos como ningún otro instituto político. Hoy, sabemos en dónde estamos parados y después de años de fagocitarnos, es tiempo de marcar el rumbo.

El PRD debe dejar atrás lo que nos dividió y encontrar en lo mejor de su historia, los pasos que debemos seguir para construir el partido del futuro. Aquí trazo algunas líneas.

No es posible entender el México democrático sin el PRD. En los ochenta, las y los perredistas nos enfrentamos a un sistema corrupto que se negaba a morir.

El fraude del ochenta y ocho fue el preludio de la muerte del partidazo y su sistema autoritario. Estuvimos ahí, con las y los jóvenes que reclamaban libertades, derechos y democracia.

Estuvimos en las plazas públicas defendiendo un México plural y en libertad. Ese espíritu debe ser fundamental para los retos del presente.

En aquél momento fuimos un partido de causas. Y, tal vez, en el fondo, nunca dejamos de serlo.

Hoy, las y los perredistas tenemos que mirar de nuevo a las causas. Estar con los jóvenes rechazados de las escuelas públicas. Aquellas que son discriminada por su preferencia sexual. Con las familias que tienen un integrante desaparecido.

Con esa mujer que no sabe con quien acudir luego de recibir violencia de género. Con la joven que no puede caminar en la calle sin ser acosada.

Con el periodista que no puede hacer su trabajo porque es censurado. Con el ciclista que es atropellado por no tener condiciones dignas para su movilidad. Con el usuario del transporte público que debe recorrer tres horas cada día para volver de su trabajo.

Con las trabajadoras que se esfuerzan 48 horas a la semana y no salen de la pobreza.

Nosotras no nos debemos ni a las prerrogativas públicas, ni a los asientos en el Congreso y menos a los puestos ejecutivos. La política es solucionar los problemas de la ciudadanía. Y ese debe ser nuestro faro.

Frente a los retrocesos que vemos todos los días, México reclama una fuerza política liberal, progresista y democrática. Que piense en construir una sociedad en libertad y con plena vigencia de derechos.

No es posible que en México estemos condenados a tener gobiernos conservadores, se apelliden Calderón, Peña o López.

Nuestra vigencia como partido tiene una sola clave: ser congruentes entre lo que decimos y lo que hacemos. Hay millones de mexicanas que quieren una opción política liberal, progresista y que crea en un país próspero y con justicia social.

Pero también la quiere implacable en el combate a la corrupción, la rendición de cuentas y la honestidad de los cargos públicos. Construyamos un partido con estos cimientos, en donde las causas sean mucho más importantes que el reparto de poder.

Coordinadora de la fracción del PRD en el Congreso de la Unión

@juarezvero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>