«

»

Feb 13 2019

El auténtico clásico y el VAR

CON CHANFLE/ Raúl de la Cruz

Pareciera que en lugar de esclarecer las controversias arbitrales la implementación del Video Assistant Referee (VAR) en México ha venido a confundir más y con mejores elementos técnicos.

La prueba fehaciente fue el tanto que le invalidaron al Toluca frente a las Chivas en la fecha tres del presente torneo.

Corría el minuto 75 cuando el argentino Enrique Triverio se alzó por el aire para conectar un cabezazo contra la portería que Raúl Gudiño defendía.

En primera instancia, el colegiado Pérez Durán concede el gol como bueno al marcar hacia el centro del campo, luego de apoyarse en su abanderado; apenas un par de minutos más tarde, dio para atrás en su decisión y decidió anular el tanto, momento en que el VAR hizo su aparición.

El debate se abrió en redes sociales y paneles deportivos de nuestro país. Todavía no existe un consenso generalizado en todos los órdenes del balompié nacional de que fue o no gol.

No fue porque el final de cuentas el nazareno no lo marcó. Se impuso el VAR como se ha impuesto en otros partidos, unos de manera injustificada otro no.

Si todo ello sucede en el máximo circuito imagínese usted lo que pasa con las decisiones arbitrales en las categorías inferiores.

Lo anterior viene a cuento por el atraco que sufrieron los muchachos de los Leones Negros en la semana pasada ante las Margaritas del Atlas en la Copa MX sufrieron dos expulsiones inexistentes.

El bandido de negro sacó dos tarjetas rojas cuando el equipo universitario estaba jugando mejor.

No miden con la misma vara dependiendo los equipos. Aunque lo nieguen hay equipos que son protegidos tanto por los árbitros como por las poderosas televisoras.

El auténtico clásico.- El verdadero, el único y el principal clásico del fútbol mexicano es el Chivas vs Atlas o Atlas vs Chivas.

Las razones. Un partido clásico se sustenta por su historia y por sus orígenes.

La historia del clásico de occidente data de los principios del siglo XX y tuvo un origen de clase, es decir, las Chivas, entonces los rayados, eran representados por los “muchachos” de las colonias, obreros y campesinos aunque los fueron formados por extranjeros y los rojinegros eran los “muchachos” de las clases altas, de los señoritos que fueron estudiados en las Europas.

En ese sentido, siempre fue un partido clasista con bastantes tintes folclóricos antes, durante y después del partido.

Lo más relevante de aquellos tiempos es que jamás se presentaron actos de violencia. En la actualidad hay muchos inventos de partidos que poco o nada tienen que ver con la historia y la tradición.

Secretario de Comunicación del STAUdG

@rulasdelacruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>