«

»

Jul 02 2018

Los retos que vienen

guero2

CAVILANDO ANDO/Alfonso García Sevilla

Amanecemos con presidente electo, se cumplió lo que a lo largo de la campaña electoral las encuestas preveían, el triunfo contundente de Andrés Manuel López Obrador en su tercer intento para conquistar la silla presidencial. Inicia una nueva página en la historia de nuestro país y solo el tiempo nos dirá si la gestión de AMLO fue lo mejor que le pudo ocurrir al país.

Su discurso me deja claro que no habrá un golpe de timón a la nave, que la gran reforma será la reorientación del gasto público para cerrar la brecha de la desigualdad, sin embargo hay tres grandes pendientes que jugarán a favor o en contra del flamante presidente, de acuerdo al nivel de logros que se obtengan: Seguridad, Combate a la corrupción e impunidad y Educación.

México ha pasado por cinco décadas con niveles de corrupción e impunidad impresionantes, la descomposición del sistema político ha traído menos eficiencia en la prestación de los servicios que debe brindar el estado para cumplimentar lo que le mandata la Constitución y más políticos ricos, recursos desviados a paraísos fiscales o a la compra de propiedades en México y el extranjero que son una ofensa más grande que el hecho de que no haya castigo ni recuperación de los recursos en detrimento de las clases más necesitadas. Veremos si AMLO se la juega con el Sistema Nacional Anticorrupción para que se controlen y erradiquen los actos de corrupción. Mención aparte merece una indispensable reforma integral al Poder Judicial para el combate a la impunidad.

Inseguridad. A partir del 1 de diciembre los muertos serán de AMLO. Los dos últimos sexenios han sido de pesadilla para los mexicanos al experimentar aumento exponencial en los índices de todo tipo de delitos. La sangre no ha dejado de correr en una sociedad que cada día se vuelve más violenta. El combate inteligente a la delincuencia y la pacificación de un país, donde el crimen organizado controla municipios y regiones no es una tarea sencilla y menos cuando se carece de recursos, estrategia y perfiles para hacerle frente.

Educación. Lograr lo que mandata el artículo 3 de la Carta Magna de cobertura universal hasta bachillerato y que ofreció en su discurso en el Zócalo no será tarea sencilla. Echar abajo la reciente reforma solo se entenderá si la nueva propuesta va orientada la mejora del docente desde los planes de estudio de las normales, cargas administrativas congruentes y programas de actualización acordes a la realidad y la inclusión de estrategias para mejorar en matemáticas, idiomas, valores y lectura. Además de esperar el papel que jugarán los sindicatos en este tema. Una nación sin educación está condenada al fracaso.

Inicia la cuenta regresiva y veremos si es posible esta prometida “Cuarta transformación” del país para lograr un México justo, igualitario, educado y honesto. A esperar.

Politólogo, profesor universitario y miembro del Claustro Académico del ITEI

@aagsevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>