«

»

Oct 10 2017

Oportunismo pintado de altruismo

VerónicaJuárez

PERSPECTIVA21/Verónica Juárez Piña 

Existe un consenso en la opinión pública: nadie cree que el ataque solidario del PRI sea auténtico.

Quieren “donar” el dinero público que reciben, sabiendo que detrás de sus campañas, no falta quien pague la cuenta: Monex, Soriana, OHL, Higa, Odebrecht.

Más que solidarios, el presidente del PRI y sus compinches son unos cínicos que buscan pintar de altruismo su corrupción endémica y sistémica.

México vive un momento delicado. La reconstrucción del país, luego de los sismos del 7 y del 19 de septiembre, será costosa y larga.

El Gobierno Federal ha demostrado su total incapacidad para lidiar con las vicisitudes de la reconstrucción y ha abdicado a su papel echándole la responsabilidad a la sociedad civil que demostró su madurez y compromiso.

La incapacidad de Enrique Peña Nieto y su Gobierno llega al punto de sumarse a medidas demagógicas, sólo por coyuntura, y ofrecer microcréditos a las familias que perdieron su patrimonio en unos segundos. Ante la tragedia, México necesita liderazgo. Y todas y todos coincidiremos que dicho liderazgo no vendrá de Los Pinos ni de las y los  secretarios.

Más que donar la morralla que le sobra, el PRI debe asumir responsabilidad por las decenas de casos de corrupción que afectan a su partido.

¡Qué bonito! Donó el dinero público y olvídate de los Duarte, los Borge, Lozoya, la Casa Blanca y Grupo Higa. Con el monto que se ha desviado entre estos gobernadores y los escándalos de la Presidencia, podríamos pagar entre 20 y 25 años del gasto partidista.

“No nos den gato por liebre”: nadie cree en el ataque solidario de un partido infestado de corrupción.

Los partidos que formamos el Frente Ciudadano por Mexico hemos hecho una propuesta integral que elimina el financiamiento público, pero como parte de una bolsa integral de recursos que deben destinarse a la reconstrucción de nuestro país.

Queremos una profunda reestructuración de las finanzas pública de México: reducir drásticamente el gasto en publicidad oficial, eliminar gastos superfluos, eliminar los privilegios de los gobernantes y otras componendas.

Vamos por una bolsa de reconstrucción que supere los 37 mil millones de pesos que ha pronosticado, muy conservadoramente, el Gobierno Federal.

Consideramos que una verdadera política de austeridad podría darnos entre 230 y 250 mil millones de pesos.

No es tiempo de oportunismos y menos de lucrar con el dolor de las ciudadanas y ciudadanos.

El PRI sabe que está muerto como partido: su corrupción y su ineptitud quedaron de manifiesto durante el lustro de Peña Nieto. Si creen que prometiendo renunciar a los recursos públicos, las y los ciudadanos lo van “a perdonar”, se equivocan de fondo. Unos pesos no borran Ayotzinapa, la Casa Blanca, la privatización de Pemex y demás tropelías que ha hecho este Gobierno. Sabemos que en un momento de tragedia todas y todos tenemos que estar a la altura de las circunstancias.

Vamos en serio por una reducción de fondo en todos los gastos del Gobierno federal y de los estados. La solución debe ser integral y no una “cortina de humo” para que dejemos de hablar de los fracasos y la corrupción del PRI.

Secretaria de Gobierno y Enlace Legislativo del CEN del PRD

@juarezvero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>