Tema invisible

ESCAMOCHA/Pepe Díaz Betancourt

No obstante que la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) asegura que realizó visitas al asilo San José (que hasta el momento de escribir esta columna sumaba 15 fallecimientos) desde el año pasado al comienzo de la pandemia y emitió recomendaciones sobre las condiciones del albergue, no hay duda que el tema es una asignatura dejada a un lado por las autoridades.

Hay pocos elementos para evaluar si con el  Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS)  la atención era mejor y si desde su desaparición las condiciones en esos lugares empeoraron, pero esta población no goza de la seguridad que a niveles básicos debería tener.

Pandemia y tercera edad van de la mano porque como se ha dicho hasta el cansancio el mayor índice de mortalidad se presenta en mujeres y hombres mayores de 55 años

Las condiciones tecnológicas y de conocimiento después del Siglo XX  dejaron la posibilidad de ser longevos a las personas mayores pero también a ser discriminados y al igual que otros temas son invisibilizados hasta dentro de sus propios hogares por eso muchos toman la decisión de irse “con todo y pensión” a un asilo.

Pero ahora resulta que no es un terreno firme como ahora se demuestra con los resultados en contagios y muertes en asilos metropolitanos, vaya usted a saber el trato cotidiano.

PILÓN

Resulta controvertible que las autoridades intervengan en el terreno de la iniciativa privada pero muchas personas claman porque el Gobierno del Estado intervenga en el tema del suministro-en sus diversas modalidades- del oxígeno medicinal.

La crisis es muy dolorosa y es causa directa de fallecimientos de personas que se encuentran en sus casas porque no tuvieron acceso-en algunos casos- a hospitales.

Ni abundar en los abusos en la renta y venta de tanques, rellenos, válvulas y surtido de este insumo vital.

Periodista, docente y coordinador de diplomados en periodismo en la Universidad de Guadalajara y el ITESO

@pepediazjose

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.