Ex Nuncio en Francia no apelará pena sobre agresión sexual

El ex Nuncio en Francia, Mons. Luigi Ventura, no apelará su sentencia suspendida de ocho meses de prisión por agresión sexual, confirmó su abogado.

El 16 de diciembre un tribunal penal de París declaró culpable al arzobispo de tocar indebidamente a cinco hombres mientras realizaba sus deberes diplomáticos públicos.

Se le ordenó pagar 13 mil euros (15.800 dólares) a cuatro de los hombres y nueve mil euros (10.900 dólares) en costos legales, informó AFP.

La abogada de Mons. Ventura, Solange Doumic, confirmó los informes de los medios franceses de que el arzobispo italiano había decidido no apelar.

“El arzobispo Ventura está demasiado cansado de esta situación y esta conmoción de la que él fue el objeto”, dijo a CNA.

El exnuncio estuvo ausente en el juicio del 10 de noviembre. Un médico dijo que era demasiado peligroso para el Prelado de 76 años, que vive en Roma, viajar a París mientras el coronavirus aumentaba en Francia. No estuvo presente para el veredicto.

La abogada argumento que las acusaciones contra su cliente eran menores y habían sido exageradas para convertirse en “el juicio del Vaticano, de homosexualidad oculta en el Vaticano”.

Dourmic dijo que el Arzobispo tocó las caderas o la espalda de los hombres, pero los gestos duraron solo unos segundos y nunca tuvieron una intención sexual. También dijo que es posible que el Prelado no se hubiera dado cuenta de que serían considerados inapropiados. Agregó que después de que Mons. Ventura fue operado de un tumor cerebral en 2016, ha tenido algunos problemas de comportamiento.

En Francia, la agresión sexual puede castigarse con hasta cinco años de prisión y una multa de hasta 75 mil euros (unos 88.600 dólares).

El Arzobispo fue acusado por primera vez a principios de 2019 de tocar inapropiadamente a un miembro del personal en una recepción el 17 de enero 2019 realizada con ocasión del discurso de Año Nuevo de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. La acusación fue investigada por las autoridades parisinas durante varios meses.

En febrero de 2019, un segundo empleado de la ciudad de París presentó una denuncia contra Mons. Ventura sobre un incidente den enero de 2018.

Se presentaron otras dos denuncias ante las autoridades, una relacionada con una recepción en un hotel de lujo en París y otra, a cargo de un seminarista, relacionada con una misa, ambas celebradas en diciembre de 2018.

El diario francés Le Figaro informó que un quinto hombre, un funcionario, denunció un incidente, pero sin presentar una denuncia penal.

El Vaticano revocó la inmunidad diplomática de Mons. Ventura en julio de 2019, allanando el camino para un juicio en los tribunales franceses.

El Prelado renunció como nuncio en Francia en diciembre de 2019 a la edad de 75 años, después de haber ocupado el cargo durante 10 años.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.