Paridad a medias

PERSPECTIVA21/Verónica Juárez Piña

Los Lineamientos aprobados por el Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco (IEPC), no garantizan la democracia paritaria y deja a criterio de los partidos su cumplimiento. El Instituto avaló una paridad a medias que violenta los derechos políticos de las mujeres.

 

El Consejo General del IEPC desechó la propuesta de garantizar la paridad de género en las candidaturas de los 10 municipios más poblados y votó por un sistema de bloques que en los que cada partido podrá postular a mujeres en los espacios “más competitivos”.

Cada partido enlistará las localidades conforme a los mayores porcentajes de votos obtenidos en la elección pasada, de mayor a menor. Los 125 municipios se dividirán en seis bloques, y cada uno se ordenará a su vez de mayor a menor población.

Lo aprobado por el Instituto no sólo viola el principio de paridad, sino que atenta contra los derechos políticos de las mujeres, por lo que todas las instituciones y organizaciones involucradas debe sumar esfuerzos para revertir esa indebida decisión mediante los causes jurídicos correspondientes.

El IEPC ignoró las demandas de cerca de 40 legisladoras federales de diversos partidos nacionales que suscribieron un pronunciamiento en el cual solicitaron al Instituto Jalisciense que los lineamientos se apegaran a los emitidos por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Tanto las legisladoras como las organizaciones civiles cuestionan que con su determinación, al Instituto Jalisciense sólo parecen interesarle los derechos y prerrogativas de los ciudadanos y no los de sus ciudadanas de al menos 10 municipios de la entidad con más de 100 mil habitantes, con lo cual queda a deber a la democracia paritaria y a las mujeres de Jalisco.

Si se hubiera acatado la directriz del órgano electoral nacional, el IPEC se hubiera colocado en la ruta de acciones afirmativas a favor de las mujeres de la entidad, quienes actualmente sólo participan en 19% de la gobernanza y, en cambio, representan casi 60 por ciento del padrón electoral de la entidad.

Este porcentaje del 60% en el padrón equivale a 3 millones 3 mil 143 ciudadanas, frente a 2 millones 877 mil 684 ciudadanos, según comunicado del propio IEPC en la fecha mencionada.

La omisión del Instituto respecto a los lineamientos del INE es evidentemente una injusticia, pero además una ilegalidad que deben subsanar las instancias correspondientes en el marco del proceso electoral que culminará el próximo año.

Coordinadora del GPPRD en el Congreso de la Unión

@juarezvero

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.