IPEJAL: La cueva de Alí Babá

PUNTO CRÍTICO/Gabriel Torres Espinoza

El IPEJAL parece todo, menos un instituto que salvaguarde el interés superior de los derechos y las prestaciones de sus afiliados, beneficiarios y pensionados.

Cercano más a las aventuras ‘Alí Babá y los cuarenta ladrones’, opera como un saqueador vil, despiadado y sin escrúpulos.

Hace irresponsables inversiones en la Bolsa Mexicana de Valores: p. ej. se ha detectado la ‘inversión’ de 750 millones de pesos (mdp) para desarrollar un proyecto turístico en la Riviera Nayarit, con un sobreprecio de 250 mdp, de acuerdo con denuncias hechas por el ‘Colectivo de Organizaciones Pro Defensa del Patrimonio del IPEJAL’.

En su haber se encuentran inversiones fraudulentas, como Chalacatepec (‘El Nuevo Cancún’), que requirió la ‘inyección’ de 89 millones de dólares, de la que aún no se tienen beneficios.

Es co-propietario de suntuosos ‘elefantes blancos’, como ‘Villas Panamericanas’, para las que se ‘ordeñaron’ 340 mdp. Compró bonos de deuda correspondientes a Abengoa por un monto de 604 mdp, mismos que el año pasado tenían ya un valor de ¡tres pesos!

Es propietario del 59 por ciento del total de 655 hectáreas del Cerro de El Tepopote, hoy considerada una ‘inversión’ en riesgo. Asimismo, integrantes del ejido Santa Cruz de Soledad, de Chapala, acusaron al IPEJAL de fraude por la compra de predios para la construcción de un desarrollo turístico en el que el Instituto tiene comprometidos hasta 28.8 millones de dólares.

No obstante, a pesar de registrar una alternancia de tercera generación (PRI-PAN; PAN-PRI; y PRI-MC), las irregularidades y malos manejos persisten en el Instituto. El ‘brazo’ de la refundación parece no poder (¿querer?) alcanzar a un IPEJAL gangrenado de corrupción, y atestado de pillos.

De forma que el IPEJAL, es “candil de la calle, y oscuridad de su casa”. El año pasado, se dio a conocer el aumento en la tasa de interés en las diversas modalidades de préstamos que se ofertan a sus afiliados, y un menor monto de liquidez en ‘préstamos a mediano plazo’ y ‘préstamo hipotecario’.

Asimismo, su titular, Iván Argüelles Sánchez, en el marco de la Glosa del Segundo Informe reconoció un desabasto de medicamentos del 13 por ciento, principalmente aquellos para pacientes con ¡cáncer y diabetes!.

El martes pasado salió a la luz pública una ‘perla’ más en el extenso retahíla de ‘negocios al estilo Jalisco’, consumados por el IPEJAL. Su director, Iván Argüelles, detalló en la Glosa del Segundo Informe que los departamentos de las Villas ya se comercializan, argumentando que “sí se pueden comercializar aun sin la habitabilidad”.

El día de ayer, el Gobierno Municipal de Zapopan dio a conocer que: I. los desarrolladores no han cumplido con los requisitos y condiciones para obtener la habitabilidad; y II. No han solicitado siquiera, ni han iniciado trámite alguno, para obtener los permisos de preventa de las Villas. Por lo que recomendó a los interesados NO comprarlos, toda vez que NO podrían escriturar esos bienes.

En la cúspide del cinismo, el IPEJAL se ha planteado “recuperar la inversión de los trabajadores del IPEJAL” en las Villas Panamericanas, ahora mediante otro fraude a la sociedad jalisciense, con su ilegal comercialización, sabedor de que NO posee el mínimo asomo de los permisos de habitabilidad. ¡Ábrete, Sésamo!

Director Gral.  de la Operadora SURTyC de la U de G

@Gabriel_TorresE

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.