El logo de una manzana mordida de Apple

 

Era la década de los 70’s y Steve Jobs deseaba enormemente abrir su propia compañía de tecnología con su compañero de trabajo Steve Wozniak. Ya en el año 1976, con el dinero ahorrado para proceder a crear su empresa, hacía falta un nombre que identificara a la futura compañía.

Al reunirse con una agencia experta en crear marcas, esta le había propuesto una lista de nombres posibles para escoger, entre ellos destacaban los nombres de “Matrix” por la matriz de puntos que hay en una pantalla, “Executek” relacionado a la capacidad de dar órdenes a las computadoras, sin embargo a Jobs ni a Wozniak les atraía la idea.

Otros nombres eran muy comunes como “Personal Computers Inc.”, pero en la lista nunca rondó “Apple” como posible nombre, sería Steve Jobs a quien se le ocurriría.

En esos días, según relató Jobs una vez, él se encontraba haciendo una dieta de frutas y había visitado un huerto de manzanas en All One Farm, en ese momento Jobs pensó que el nombre de aquella fruta sonaba enérgico, amigable y hasta divertido.

De esa forma, la marca evitaría el aburrido nombre de “Computer” y además lograrían superar a Atari en la guía telefónica, que era una de las dos marcas de computadoras más importantes del momento, en compañía con IBM.

Con esto Jobs escogería un nombre para la empresa muy diferente a su competencia, sin tener la necesidad de tener un típico nombre descriptivo como Matrix o Executek, y dando la sensación al público que eran una compañía más amigable y cercana. Por esta razón, hoy nadie dice que compró un iPhone de Executek o una iMac de Matrix.

Ahora hay que saber la razón del inconfundible logo de Apple, una manzana mordida unicolor que se diferencia de cualquier otro logo sin necesidad de escribir el nombre. Sin embargo, el origen de esta manzana tiene diversas teorías.

Empecemos con el primer logo de Apple, que también incluía una manzana pero sin ser nada parecido al actual, pues Jobs había propuesto un diseño en el que aparecía Isaac Newton sentado debajo de un árbol de manzana, sin embargo a ninguno de los miembros le gustó la idea, además de ser un diseño sobrecargado.

Por esta razón decidieron contratar al famoso diseñador Rob Janoff, quien era bastante conocido por ser director de artes en Silicon Valley. Janoff logró recrear el logo que se conoce hoy en día, una pequeña y sencilla manzana con un mordisco a un lado, Jobs le pidió agregar los colores del arcoíris para humanizar su imagen.

Muchos mitos surgieron después, afirmando que la manzana se debía al científico de la computación Alan Turing quien murió por una manzana envenenada, y los arcoíris representaban la bandera de la comunidad gay, cosa totalmente falsa por dos razones, primero los colores no siguen el orden de la bandera homosexual y además dicha bandera se creó años después del logo de Apple.

También se habló que la manzana representaba el símbolo del conocimiento gracias al curioso suceso de Isaac Newton, y que la mordida se relaciona a que en inglés mordisco significa “bite”, palabra relacionada al medio informático (byte) pero esta teoría fue desmentida por el propio Janoff.

La verdad del mordisco, según el diseñador del logo, Janoff, es que decidieron representar la típica mordida de una manzana para que al momento de disminuir el tamaño del logo, este siguiera pareciendo una manzana y no se confundiera con otra fruta como una cereza.

La manzana dejaría de tener los colores en 1998, con un Apple al borde de la bancarrota luego de despedir a su propio fundador, Steve Jobs. este mismo personaje regresaría a la compañía para renovarla y repotenciarla, para ellos pidió que el logo se volviera monocromático y con un tamaño más grande para verse mejor en los dispositivos Apple.

Con información de Culturizando

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.