Simulando cuidados

ESCAMOCHA/José Díaz Betancourt

Para no desentonar con las tendencias internacionales la ciudad de Guadalajara y su Zona Metropolitana, siguen los mismos pasos de las principales ciudades del mundo y la propagación del COVID ya ha aumentado en los jóvenes tapatíos de entre 18 a 49 años.

El escenario internacional destaca a la región de América Latina la que muestra mayores incidencias en ese rango de edad según reporte de la Organización Panamericana de la Salud OPS “las personas jóvenes son los principales impulsores de la propagación de la enfermedad en nuestra región”

Basta echar un vistazo a restaurantes-bares, giro donde se refugiaron los comerciantes y autoridades para dejar en claro que miles de jóvenes interactúan sin sana distancia y precauciones sanitarias muy laxas o nulas sin tomar en cuenta reuniones particulares que son foco de contagios.

Quizás sea momento de poner atención a la declaración Great Barrington en Massachusetts donde dos mil importantes científicos recomendaron “permitir a los jóvenes y a la gente sana regresar a su vida normal y, en cambio, aplicar una política de protección focalizada, sobre la población vulnerable”.

Es decir, diríamos aquí: Dejar de simular cuidados que no existen.

PILÓN

Depende del conteo, de la fuente de origen, pero Jalisco ocupa el primer lugar o bien el segundo sobre el doloroso tema de las personas desaparecidas.

El Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas sitúa a la entidad con 10 mil 230 personas en esa condición.

Entretanto, el Sistema de Información sobre Víctimas de Desaparición del gobierno de Jalisco (Sisovid) registra 7 mil 129 personas no localizadas y 2 mil 212 desaparecidas, es decir, 9 mil 341 personas ilocalizables en el estado. Cualquiera que sea la fuente el dolor es el mismo y la asignatura pendiente marca a la entidad.

Periodista, docente y coordinador de diplomados en periodismo en la Universidad de Guadalajara y el ITESO.

@pepediazjose

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.