Goza con el poder, intolerante, paranoico, quién es? El psicoperfil de Donald Trump

PSICOPERFIL/Manuel Mancera

 

PSICOPERFIL HYBRIS de Donald Trump
(Este ESTUDIO se realizó el 20 de enero de 2017, fecha en que tomo posesión como Presidente. Y el análisis del síndrome de HYBRIS se aplicó en el LUNES 28 de septiembre del 2020).
El hybris es un término que usaban los griegos para señalar a los que ya instalados en el poder comenzaba a enloquecer, también se le llama “la embriaguez del poder”.

Este término (Hybris) fue descrito por David Owen, en su libro “En la enfermedad y en el poder”, Owen se desempeñó como ministro de Asuntos Exteriores británico, también es neurólogo, en su libro señala la patología que afecta a algunos líderes que encabezan gobierno sobre todo populistas, que sufren de megalomanía y marcada paranoia.
“Los síntomas de la enfermedad del poder (llamado hybris) comienzan con un clima de sospecha hacia todo lo que rodea al poderoso, siguen con una sensibilidad crispada en cada asunto en donde interviene, se agrega después una creciente incapacidad para soportar las críticas y, más adelante, se acompaña de la sensación de ser indispensable y de que, hasta su llegada al poder, nada se había hecho bien” (E. Hemingway).
“Los síntomas conductuales que podrían dar lugar a un diagnóstico de síndrome de hybris aumentan en intensidad, de manera típica, conforme aumenta en duración la permanencia de un jefe Estado o de Gobierno en el poder.
En mi opinión, es necesario que presente más de tres o cuatro síntomas de la siguiente lista provisional para que se pueda considerar este diagnóstico:
1) Una inclinación narcisista a ver el mundo, primordialmente, como un escenario en el que puede ejercer su poder y buscar la gloria, en vez de como un lugar con problemas que requieren un planteamiento pragmático y no autorreferencial;
(2) Una predisposición a realizar acciones que tengan probabilidades de situarlos a una luz favorable, es decir de dar una buena imagen de ellos;
(3) Una preocupación desproporcionada por la imagen y la presentación;
(4) Una forma mesiánica de hablar de lo que está haciendo y una tendencia a la exaltación;
(5) Una identificación de sí mismos con el estado hasta el punto de considerar idénticos los intereses y perspectivas de ambos;
(6) Una tendencia a hablar de sí mismos en tercera persona o utilizando el mayestático “nosotros”;
(7) Excesiva confianza en su propio juicio y desprecio del consejo y la crítica ajenos;
(8) Exagerada creencia –rayando en un sentimiento de omnipotencia- en lo que pueden conseguir personalmente;
(9) La creencia de ser responsables no ante el tribunal terrenal de sus colegas o de la opinión pública, sino ante un tribunal mucho más alto: la Historia o Dios;
(10) La creencia inamovible de que en ese tribunal serán justificados;
(11) Inquietud, irreflexión e impulsividad;
(12) Perdida de contacto con la realidad, a menudo unida a un progresivo aislamiento;
13) Tendencia a permitir que su “visión amplia”, en especial su convicción de la rectitud moral de una línea de actuación, haga innecesario considerar otros aspectos de ésta, tales como su viabilidad, su coste y la posibilidad de obtener resultados no deseados: una obstinada negativa a cambiar de rumbo;
(14) Un consiguiente tipo de incompetencia para ejecutar una política que podría denominarse incompetencia propia de la hybris. Es aquí donde se tuercen las cosas, precisamente porque el exceso de confianza ha llevado al líder a no tomarse la molestia de preocuparse por los aspectos de una directriz política. Puede haber una falta de atención al detalle, aliada quizá a una naturaleza negligente. Hay que distinguirla de la incompetencia corriente, que se da cuando se aborda el trabajo, necesariamente detallado, que implican las cuestiones complejas, pero a pesar de ello se cometen errores en la toma de decisiones”.
1- PATRONES DE PENSAMIENTO.
Prepondera en él la inteligencia espacial, comprendida esta como la habilidad para descubrir con mucha precisión el mundo visual- espacial, táctil, en este tipo de inteligencia está incluida la aguda percepción del color, a la luz, el sonido, las líneas, las formas, los espacios, habilidad para visualizar, de presentar gráficamente las ideas espaciales y visuales.
Su pensamiento es en términos de blanco y negro para él no existen los medios tonos o estas con migo o estás en mi contra. (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10) (12) (13) (14)
De pensamiento básico e instintivo, impulso a la acción, responde desde una base emocional de ira. (4) (12) (13) (14)
Ausencia de pensamiento lateral, limitado para enfrentar problemas complejos. (14)
Vive en el futuro, es miope, chato para el presente. (12) (13) (14)
Se le dificulta es limitado para el discernimiento. (14)
2- PATRONES PARA PERCIBIR LA REALIDAD.
Difícilmente se amedrenta o desiste de probar nuevas experiencias, así se contraponga a sus convicciones anteriores, él tiene sus propia moral y su propia escala de valores, para él “la única autoridad es su propia autoridad”. (4) (7) (12) (13)
Narcisista, como el personaje mítico que se ahogó en el espejo de agua enamorado de su propia imagen, acabó enmarañado en su propio hechizo, encantado de su propia imagen. (2)
Está orgulloso que las dificultades en la vida no le afecten. (2)
Se siente propietario, concesionario único de la verdad. (4) (12) (13) (14)
Dificultad para la adaptación social e integración. (4) (13)
Hedonista, disfruta del placer por el placer mismo. (12)
De pensamiento silvestre, cerril. (14)
Inflexibilidad, irracionalidad. (7) (11) (13) (14)
3- PATRONES DE SENTIMIENTOS GUARDADOS.
Es muy probable que evite hasta donde le sea posible visitar algún hospital para personas de pocos recursos, principalmente el área de oncología infantil, porque esto lo afectaría demasiado y, es lo que evade.
Guarda gran resentimiento de su infancia, constantemente quiere demostrar su valía, que lo tomen en cuenta, que lo vean, busca los reflectores. (1) (2) (3)
Es probable que su madre tuviera gran fuerza, bravucona, tal vez violenta, golpeadora, padre tal vez débil, pasivo, consecuente e inconsistente.
En su infancia no fue reconocido ni valorado por sus padres, más bien fue minimizado.
Se orienta en negativo hacia la madre y en positivo hacia el padre.
Poca auto-disciplina emocional durante su infancia.
Su talón de Aquiles son sus pérdidas afectivas.
Irritabilidad soterrada. (11)
4- PATRONES HACIA EL TRABAJO Y LAS FINANZAS.
Constantemente está fantaseando sobre un futuro extraordinario como forma de evitar la angustia, el tedio, no soporta la rutina y la monótona pues considera que es limitante. (12)
Es muy bueno para la planificación generalizada.
Trabajador adicto al trabajo.
5- PATRONES DE LIDERAZGO.
Está convencido que tiene el derecho y puede entrometerse con todo incluyendo las actividades de sus subordinados, socios, colaboradores o vecinos, pues los percibe y entiende como parte de su propiedad o de él mismo. (1) (12)
No le gusta, ni como sugerencia que le digan cómo hacer las cosas, quiere que lo acepten sin ninguna condición, tampoco acepta que lo interrumpan cuando habla. (7) (8)
Es territorial, instintivo, promiscuo.
Posesivos e invasivo.
Poco asertivo. (14)
6- PATRONES DE EXPRESIÓN.
Su animal totémico es la araña, este arácnido primero teje su tela y para cuando su presa cae en la red y se percata de su situación es demasiado tarde, la araña ya lo envolvió con gran rapidez.
Fuerte tendencia a comentar a sus amigos y colaboradores sobre sus últimas conquistas y aventuras románticas con mujeres, busca reafirmarse. (1) (2)
Es alegre bailador, muy extrovertido hablador, gesticulador compulsivo, bufón, superficial, seductor pícaro, tramposo y, muy envolvente con la palabra. (1) (2) (3)
Apresurado para establecer rápidamente juicios, pasando de la primera impresión a sus “conclusiones”. (14)
Sabe que su arrogancia e inflexibilidad irrita a los demás y esto lo disfruta y saborea. (11)
Emocionalmente reactivo. (11)
7- PATRONES PARA ENFRENTAR RETOS Y CONFLICTOS.
Tendencia a agitarse y exaltarse de humor durante varios días, con pérdida o disminución de horas de sueño con una exagerada confianza en sí mismo y en los logros que pueda alcanzar, es hipomaniaco. (7) (13) (14)
Aunque es exigente con el orden de sus empleados, es poco riguroso para seguir un orden estricto con su propia agenda de trabajo, prefiere improvisar sobre la marcha.
No se amedrenta ante las dificultades, desafíos, amenazas, incluso ante lo que le pueda ocasionar dolor, es valiente rayando la imprudencia. (1) (8) (11) (13) (14)
No profundiza en ningún tema, prefiere la superficialidad de pensamiento, nada que represente un esfuerzo mental adicional. (14)
Propensión a buscar que sus relaciones le beneficien a sus proyectos personales incluyendo sus matrimonios. (2) (3)
Combate por el placer del combate, hacerlo le estimula “cazar” a sus presas hasta en esto es hedonista. (1) (8) (13) (14)
Puede hundir a personas, empresas, en su beneficio, sin sentir remordimiento, es sociópata.
Marcada habilidad para desmarcarse de los compromisos empeñados es camaleónico, acomodaticio.
Urgido para cubrir sus necesidades vitales como territorio, techo, comida, sexo y dinero.
La meditación y la reflexión no están entre sus aplicaciones. (7) (11) (13) (14)
Su personaje totémico podría ser Enrique VIII.
Limitado, chato para precisar pormenores. (14)
————————————————————-O ———————————————-

Manuel Mancera Angulo. Estudió ciencias de la comunicación en el ITESO Guadalajara.

Se desempeñó como investigador y analista de la Secretaría de Gobernación.
Actualmente es asesor externo de varias empresas en Guadalajara y en otros estados.
Manuel Mancera es especialista en una rama de la psicología denominada psicomorfología facial, método de evaluación a través de la rigurosa y sistemática observación y análisis del rostro humano y sus rasgos faciales de forma integral que sin adjudicar valores absolutos a rasgos aislados del rostro y sus componentes, llega a un conocimiento científico de la personalidad de los individuos sin ser determinista ni adivinatorio.

@psicoperfilmancera

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.