Derecho a la información y cubrebocas

HABLEMOS DE DERECHO/ Salvador Romero

Uno de los temas que más se han debatido desde que la Pandemia comenzó a salirse de control en el mes de marzo de este año, ha sido el relacionado con el uso de mascarillas o cubrebocas. Las dudas y preguntas más comunes que he escuchado y que personalmente me he planteado son, entre otras:

1. ¿Es indispensable su utilización generalizada o solamente debe utilizarlo personal médico y quienes manifiesten síntomas?
2. ¿Ayuda a disminuir la propagación del virus cuando se usa de manera generalizada?
3. ¿Sirve únicamente para proteger a terceros o también protege a quien lo utiliza?
4. ¿Sirven todos los cubrebocas sin importar su forma y material o únicamente los N95 u otros similares?

Para tratar de aclarar estas dudas, visité el micrositio especial del Gobierno Federal (https://coronavirus.gob.mx/) y no encontré respuesta clara a ninguna de ellas, por el contrario, algo de información ambigua o hasta incluso contradictoria en las recomendaciones respecto al mismo.

Decidí utilizar la línea de WhatsApp que viene en el portal (5586338589) mandando el mensaje inicial indicado (HOLA), lo que me desplegó un mensaje de bienvenida haciéndome la siguiente precisión: “Toda la información que te voy a dar (se supone que quien te responde es Susana Distancia) está basada en los datos y evidencia de la Secretaría de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, y me desplegó 5 opciones.

Ninguna relativa al uso de cubrebocas, así que seleccioné la número 5 (Más opciones).

Después me desplegó otras 8 opciones, ninguna relativa directamente al uso de cubrebocas, así que seleccioné la número 4 (Medidas básicas de prevención), y me indicó que las 4 medidas son:

1. Lávate las manos con frecuencia.
2. Tapa tu nariz y boca al toser y estornudar, con el ángulo interno del brazo.
3. Quédate en casa si estás enferma o enfermo.
4. No hagas caso a rumores, datos o información falsa.

Toda vez que nada era relacionado con el cubrebocas, volví al menú anterior y presioné la opción número 5 (Preguntas frecuentes), lo cual me arrojó 7 nuevas opciones, de las cuales ninguna tenía que ver con el uso cubrebocas, por lo que seleccioné la opción número 1 (Prevención). Acto seguido me aparecieron 5 nuevas opciones y, por fin apareció algo relacionado con mi búsqueda y seleccioné la opción 3 (¿Debo usar cubreboca (sic)?).

La respuesta fue contundente: NO. “Si NO tengo síntomas respiratorios, entonces debes guardar tu cubreboca (sic), pero sobre todo, debes convertirte en un súper héroe como yo y darle ese cubreboca (sic) a una persona enferma.”

Posteriormente visité el micrositio especial del Gobierno de Jalisco (https://coronavirus.jalisco.gob.mx/), y en el menú principal encontré un apartado que dice “Acciones de Gobierno”, dentro del cual se despliegan diversas opciones, una de ellas denominada “Uso de cubrebocas”.

En este apartado no encontré una respuesta clara a las cuatro dudas que planteé al inicio de este artículo (aunque sí hay mucha más información sobre el uso adecuado de dichos dispositivos), y además encontré la indicación muy contundente de que: “…el 20 de abril se hizo obligatorio el uso de la mascarilla cubrebocas en todo momento al salir a la calle para realizar una actividad esencial.

Se ha reportado que una gran parte de la población ha respondido de forma positiva a esta medida, cuyo único objetivo es detener la pandemia y salvar vidas. Sin embargo, es importante reforzar el uso y disposición correcta de los cubrebocas.”

Así las cosas, es increíble que a más de 4 meses de que inició la Pandemia en México, las autoridades federales y estatales no puedan coordinarse para informar adecuadamente a la sociedad sobre algo tan básico, como si es indispensable o no el uso generalizado de las mascarillas,  cubrebocas, y ello es delicado porque pudiera violentar el derecho humano a la información de todos los jaliscienses (que implica recibir de las autoridades información confiable, verificable, veraz y oportuna), quienes ante la confusión pueden llegar a cuestionar las recomendaciones de las autoridades estatales amparándose en las recomendaciones de las autoridades federales, lo cual es algo grave también.

Comisionado ciudadano del ITEI Jalisco

@chavaromero

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.