Por una estrategia nacional única contra el Covid-19

PERSPECTIVA21/Verónica Juárez Piña

Innegablemente México atraviesa por una crisis, producto no solo de la situación sanitaria causada por el Covid-19, sino por el pobre manejo que se ha tenido de la pandemia y las repercusiones sociales, económicas y de salud.

La gravedad de la situación exige cambiar la estrategia, superar la discordia, y trabajar coordinada y eficazmente contra el enemigo común que es la pandemia.

Es por ello que la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD y los grupos parlamentarios del partido en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República, reiteramos al presidente de la República y al Congreso de la Unión, la urgente necesidad de establecer una Estrategia Nacional Única contra el Covid-19.

Entre el 60% y 70% de la ciudadanía desconfía de la información oficial que se emite cotidianamente sobre el desenvolvimiento de la pandemia, existiendo una creciente percepción social de que la pandemia es más grave de lo que dice el gobierno.

Y no es para menos. México tiene la tasa de letalidad más alta de la OCDE y los niveles de contagio entre personal médico más alto del mundo. En estos días de nueva normalidad y de la apresurada apertura social y económica, se multiplicaron al triple los contagiados, superando los 338 mil casos positivos acumulados, en tanto los muertos ya rebasan los 38 mil.

México ya superó a Francia, España, Italia en número de contagios y a países como Japón (con una población similar a la de México) que tienen menos de 1,000.

Ante esta pandemia, todos tenemos una gran responsabilidad social y el Partido de la Revolución Democrática, sus diputadas y diputados federales y sus senadores, refrendan su compromiso con la gente y aporta las siguientes propuestas para dar solución a esta situación por la que atraviesa México:

Que el Consejo Nacional de Salubridad organice un nuevo equipo de expertos independientes, que coadyuven al inmediato diseño y puesta en práctica de la nueva estrategia.

Garantizar la coordinación nacional y la cooperación de los tres niveles de gobierno, los tres poderes del Estado y del sector salud privado, así como la participación amplia de la sociedad civil.

Aumentar el presupuesto público del sector salud, ya sea mediante préstamos o la cancelación de mega obras de baja utilidad social, en favor de la salud, y cumplir con todas las recomendaciones de la OMS.

Garantizar la compra suficiente de insumos para aplicar las pruebas y cumplir al menos con 22 por cada mil habitantes, según el promedio de los países de la OCDE, lo que significa 2.8 millones de pruebas.

Dotar a los hospitales y clínicas públicas de todos los equipos médicos para la atención de los enfermos de Covid 19 y para evitar que el personal de salud se contagie.

Garantizar la atención médica y medicinas a todos los enfermos de cáncer, VIH-Sida, Diabetes, obesidad, y enfermedades crónico-degenerativas.

Establecer el Ingreso Básico Vital de 3 mil 700 pesos mensuales por tres meses para los 12 millones de personas que han perdido sus ingresos; el seguro al desempleo para los dos millones de trabajadores formales despedidos; apoyo fiscal y financiero a las micro, pequeñas y medianas empresas que están quebrando, y dotación alimentaria para las familias que se mantengan confinadas.

Coordinadora del GPPRD en el Congreso de la Unión

@juarezvero

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.