El extraordinario ecosistema que está debajo de nuestros pies

Desulforudis audaxviator es una bacteria capaz de vivir en una mina de oro de Sudáfrica, a más de tres kilómetros bajo la superficie.

Sin oxígeno, sin luz, y a 60 ºC de temperatura, esta bacteria es capaz de sobrevivir gracias a la energía que obtiene de la desintegración radioactiva de uranio en las rocas que tiene cerca, de lo cual obtiene hidrógeno y sulfato.

También puede construir sus propias moléculas orgánicas a partir del agua, y carbón inorgánico y nitrógeno a partir del amoníaco de las rocas y líquidos que hay alrededor.

Este es uno de tantos ejemplos de criaturas que viven bajo tierra y que forman parte de un extraordinario ecosistema del que ahora empezamos a conocer algunos detalles.

El 70 % de las bacterias
Se han encontrado muchos tipos de bacterias que viven a cientos de metros de profundidad, aproximadamente entre un millón y mil millones de bacterias por gramo de roca. Incluso se ha encontrado vida en lugares tan inhóspitos como lagos subterráneos de la Antártida.

El propio Charles Darwin llegó a escribir cuán impresionado estaba de haber encontrado las primeras criaturas subterráneas en Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo, publicada en 1845:

“¡Bien podemos afirmar que todas las partes del mundo son habitables! Lagos de salmuera o lagos subterráneos ocultos bajo de montañas volcánicas, fuentes de aguas minerales, las anchurosas y profundas extensiones del océano…”

Los organismos más comunes bajo la tierra son procariotas (microbios sin un núcleo contenido en una membrana), así como bacterias y arqueas (organismos unicelulares con una historia evolutiva diferente a la de las bacterias).

Según Karen Lloyd, investigadora de la Universidad de Tennessee en Estados Unidos y una las científicas que participó en el proyecto Observatorio del Carbono Profundo (Deep Carbon Observatoryo), casi el 70% de todos los microbios de la Tierra están bajo nuestros pies.

Esto supone que los organismos subterráneos representan entre 15 000 y 23 000 millones de toneladas de carbono, cientos de veces más que el contenido en todos los seres humanos.

Se estima también que la biósfera profunda tiene entre 2 000 y 2 300 millones de km cúbicos, casi el doble que el volumen de todos los océanos.

Un estudio publicado por esta investigadora en la revista mSystems fue el primero en estimar la cantidad de microbios que hay bajo nuestros pies, que nunca han sido cultivados y cuyas funciones aún se ignoran.

Para realizar el estudio se recogió cada secuencia de ADN depositada en bases de datos públicas por investigadores de todo el mundo, un total de 1,5 millones, y las compararon con 26 000 secuencias de ADN de microbios y bacterias que ya se han cultivado.

La cuarta parte de los microbios en la Tierra podría proceder de la clasificación taxonómica de aproximadamente 30 taxas entre reinos y clases de microbios que nunca se han cultivado. Según Lloyd:

“Todos los vertebrados, todos los animales con columna vertebral, están contenidos dentro de un único filo. Esto significa que potencialmente tenemos 30 tipos diferentes de microbios que son tan diferentes de cualquier microbio ya conocido como las jirafas son de estrellas de mar.”

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.