SpaceX diseña satélites ‘oscuros’ para evitar el destello molesto de la red Starlink

La compañía de Elon Musk desarrolla una ‘visera’ solar después de un intento no completamente exitoso con la pintura negra.

Un comunicado que SpaceX publicó a finales de abril admitió que los satélites, que pretenden mejorar la cobertura de Internet a escala global, “son visibles desde la superficie terrestre al amanecer o al atardecer”. Explicó que esto sucede “porque los satélites están iluminados por el Sol, mientras que las personas o los telescopios en el suelo están en la oscuridad” y aseguró que estas condiciones solo ocurren en una franja reducida del horizonte visible.

Varios medios denunciaron el cambio producido en la observación de las estrellas a simple vista o a través de los telescopios durante los meses posteriores al despliegue de la primera tanda de satélites en mayo del 2019. La compañía atendió las quejas, pero ahora admite que su destello es “un problema extremadamente difícil de abordar analíticamente”, por lo que han trabajado “arduamente tanto en pruebas en tierra como en órbita”.

De patrón oscurecido a ‘visera solar’

Concretamente, a principios de este año fue probado el satélite experimental DarkSat, pintado de negro y con las antenas parabólicas rediseñadas para disminuir el reflejo. El brillo se redujo aproximadamente un 55 % en comparación con otros satélites Starlink puestos en órbitas cercanas y era “casi suficiente para hacer que el satélite sea invisible a simple vista”. No obstante, las superficies negras se calientan en el espacio y reflejan algo de luz, particularmente en el espectro infrarrojo y, debido a esto, las molestias para los telescopios han perseverado.

La visera solar es una solución en desarrollo hoy en día que busca evitar los problemas térmicos causados la pintura negra. Se espera que el satélite se vuelva más oscuro que el DarkSat al disipar la luz antes de que llegue a la antena.

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.