Sin petición no se expulsa: LARS

rochis

Por Eugenia Barajas

Para el presidente de la Comisión de Justicia Partidaria (CJP) del PRI, Luis Antonio Rocha Santos, en el caso de Salvador Caro, que anunció que no deja al tricolor, pero se une a las izquierdas con Enrique Alfaro, no hay nada oficial para pretender expulsarlo.

“La Comisión de Justicia Partidaria no ha recibido oficialmente ninguna comunicación de parte de é l-Caro Cabrera- ni tampoco ningún otro escrito con sus declaraciones, no tenemos nada relacionado”, dijo en entrevista para este medio.

Aclaró que estos casos no se siguen de oficio, cuando un militante expone públicamente sus intenciones de apoyar a otras agrupaciones, sino que es solo por una queja interpuesta ex profeso por algún militante que solicite la expulsión como trabaja la comisión.

“Tiene que haber una solicitud de renuncia o una petición de algún militante de por medio para que nosotros podamos actuar y hasta este momento no hemos recibido nada oficialmente”, indicó.

Cabe recordar que el diputado federal con licencia anunció el martes que se sumaba al proyecto de Enrique Alfaro y puso de por medio su agrupación, Nueva Política para aliarse con Alianza Ciudadana, -del alcalde con licencia de Tlajomulco- y juntos impulsar el proyecto de Movimiento Progresista por Jalisco que encabeza Alfaro para la gubernatura.

En esa ocasión Caro Cabrera reconoció que no dejaba el PRI, pero que ya no apoyaría ningún proyecto tricolor, desilusionado de la forma en que trabajaba la dirigencia ya que consideraba que estaban “entregando el estado” al PAN.

EN LA CONGELADORA

Chava Caro no tiene de que preocuparse, porque desde el 2006, los titulares de esa comisión no se distinguen por terminar los procesos que se tramitan, ya que cabe recordar que en ese año se tenían 57 archivos de igual número de priistas que se les incuó proceso de expulsión por parte del otrora líder estatal, Javier Galván.

Porfirio Cortés Silva, presidente de la comisión en ese año, lo único que logró avanzar en el trámite de separación del partido fue intentar buscar los domicilios de los señalados para notificarles del trámite, pero quedaron todos en la congeladora y hasta la fecha, por tanto en el tema de Salvador Caro como es más político que de Estatutos, no se moverá nada para evitar que se convierta en víctima y culpe al partido de, aparte de ningunearlo, también lo deja fuera.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.